IV. The Empire Rises

06 Jul
July 6, 2011

Un soldado que heredó el legado milenario de Orizon Corp, su conocimiento tecnológico, estratégico y que además lidereaba una pequeña fuerza armada no iba a permitir que la humanidad caminara ciega y torpemente en medio de la oscuridad. La humanidad mas que nunca necesitaba de un lider, de alguien valiente que no tuviera miedo de enfrentar el reto de reconstruir la especie. Su nombre es Andros y después de un sorpresivo ataque se autodenominó “Emperador”.

No hubo mucha resistencia para detenerlo y no es que alguien quisiera hacerlo. El parecía el único con la determinación suficiente de dirigir a una raza estúpida, violenta e ignorante y además, no es que alguien mas quisiera arrebatarle el poder de sus manos, no con un ejército bien preparado y entrenado detrás de el.

Nadie en realidad sabe como es que Andros logró convertir el caos en orden, o como es que él estaba preparado para una situación así. Muchos se conforman con la teoría de que estaba en el lugar correcto en el momento correcto y con sangre de mercenarios corriendo por sus venas era únicamente natural que alguien como el se quedara con el poder. Algunos otros prefieren creer en teorías de conspiración como que el haya planeado el asesinato de los Baal’k desde el principio. El hecho es que solo Andros y sus mas cercanos colaboradores saben la verdad.

En cuestión de meses ya había logrado levantar un muro alrededor de los Atman abandonados, conteniendo por su puesto el pequeño paraíso terrenal que habían comenzado a construir los extraterrestres. Unos pocos años después Andros había logrado levantar una ciudad completa a partir del polvo, una ciudad auto sustentable con clases económicas y sociales, con gente trabajadora y familias desarrollándose. Era simplemente impresionante y no había nada que diera señales de que Andros pensaba detenerse.

Como era de esperarse, del otro lado del planeta comenzaba a formarse un pequeño grupo revolucionario. Los Halcones de Piedra no estaban de acuerdo con la idea de que Andros fuera el dueño de los Atman y los usara para su propio beneficio, incluso muchos de ellos simplemente estaban en contra de la idea de tener a un solo Emperador, a un cruel y sádico dictador que no dudaba nunca en ejecutar a cualquiera que se opusiera a sus ideales. Gran parte del movimiento revolucionario estaba compuesto de soldados que habían escapado del ejército imperial y habían construido bases con equipo descartado o robado del imperio.

Y es así como llegamos al año 3008, en medio de una guerra entre dos facciones por el control del Atman, en un mundo que minuto a minuto amenaza con extinguir cualquier resto de vida. En donde los pocos humanos que quedan están a merced de un tiránico emperador encaprichado con hacer las cosas a su manera, sin importarle el futuro de su especie o de su planeta. En donde la revolución no está suficientemente preparada o equipada para arrebatarle el poder al enemigo. En donde los humanos han sido olvidados y dejados a su suerte por sus creadores. Es un momento oscuro, muy oscuro para todos. Esta es nuestra última oportunidad.

Sin embargo aún queda una esperanza. Una joven, hija de un poderoso comerciante del Imperio con un don que ni si quiera ella imagina cuan poderozo es y un joven y solitario mercenario, entrenado violentamente por una tortuosa y difícil vida tienen la llave para poder despertar el verdadero poder de los Atman y de darle a la humanidad una nueva oportunidad… Y quién sabe, tal vez hasta algún día recuperar la bendición de los Baal’k.

1 reply
  1. fernando says:

    Me gusta

    Reply

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>